ACCIÓN DE GRACIAS, TRADICIONES POCO HABITUALES

by ESTIBALIZ
in Blog
Visto: 42

Si bien conocemos las tradiciones típicas de está festividad, como lo es el pavo, salsa de arándanos, y como no reunirse en familia. ¿Conocéis tradiciones no tan habituales que se han ido creando con el paso del tiempo? ¡Aquí descubriereis algunas de ellas!

CHINESE THANKSGIVING

Acción de gracias es la gran fiesta familiar americana por excelencia. Por encima de la Navidad, la Nochevieja, los cumpleaños. ¿Pero qué pasa cuando tienes que quedarte en la ciudad que te encuentres por trabajo o por mal tiempo? ¿Qué pasa si no puedes reunirte por la familia y todo el mundo está con sus familias? ¿O simplemente no te da la gana este año pasarte 24 horas cocinando un banquete que devorarán en media hora? ¿Qué queda abierto? ¿Qué opciones tienes? Hace años, no abría ni un mísero restaurante. Bueno, sí, los restaurantes chinos de la ciudad. Por eso, los neoyorquinos empezaron una extraña tradición que consistía en comer rollitos primavera y pato pekinés o pollo agridulce a falta de pavo. Esta tradición ahora se ha extendido y hay quien la prefiere por encima de la gran ave y la salsa de arándanos.

TRAS LA CENA…


Hay dos tipos de Acción de gracias: las que acaban rápido para ponerse a ver el fútbol. En familia, eso sí. Y las que acaban igual de rápido para ponerse a ver un maratón de cine. En familia, por supuesto. Pero esto es así, se acaba rápido de comer, porque el concepto de sobremesa no ha llegado o al menos no lo entienden como algo que se haga “alrededor de una mesa”. Y, tras el pavo, acompañamientos y diversas tartas, los primos, tíos, hijos, abuelos y padres se reúnen al calor del televisor para ver juntos tres partidos de fútbol americano o todos Los juegos del hambre. Irónico.

LO LLAMAN CENA CUANDO QUIEREN DECIR COMIDA

Primer Acción de gracias en Estados Unidos. Todo el mundo te habla de la “cena”, qué bien, qué rica. Y de repente alguien comenta: “Pero no se te ocurra comer nada en todo el día, que habrá mucha comida”. ¿Cómo? ¿Qué? ¿Que no coma nada hasta las siete u ocho de la noche? ¿Pero de qué tamaño es ese pavo? Y entonces te tranquilizan: “No, si cenamos a las 3”. ¡JA! Cena a las 3. En serio, ¿por qué lo llamáis cena cuando queréis decir comida? O bueno, llam

Deja tus comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios